UNA MENTIRA REPETIDA MIL VECES SE CONVIERTE EN VERDAD

Es frase que, en diversas variantes no reducibles a un único modelo fraseológico (a un título) que las incluya, se dice para señalar el gran y comprobado poder de penetración mental y de persuasión que tiene la repetición de aquello que, por interés propio, se quiera inculcar, esto es: de aquellas creencias, ideas, nociones o sentimientos que se tenga interés en introducir sólidamente en las conciencias ajenas. Esta estrategia sicológica es tan efectiva que se pone de relieve su efectividad diciendo que hasta las mentiras son susceptibles de ser convertidas para sus receptores (a los ojos de sus receptores, los engañados) en verdad: basta con repetirlas las veces suficientes y al final adquirirán en la mayoría de las mentes receptoras la misma categoría que las verdades.

  • Aquí se explica esta técnica de influencia en las mentes ajenas: <<Lenin afirmaba que, en propaganda, sólo las campañas resultan efectivas, no las afirmaciones aisladas. Repetir, repetir, repetir. Incluso una mentira se hace verdad si se reitera mil veces. Pero el líder comunista era demasiado inteligente para no advertir la espina que había entre las rosas. Así es que estableció, junto a la ley de repetición, la ley de dosificación. La excesiva reiteración del mensaje, el empacho de las mismas palabras, de idénticas imágenes, pueden producir una reacción contraria>> (Luis María Anson. La Razón,25-5-2004).
  1. Y es que la credulidad humana es banal e influenciable. Múltiples estudios han demostrado que basta con repetir algo varias veces para que la gente lo acepte. Dicho de otro modo: las personas otorgamos automáticamente más credibilidad a las cosas que hemos oído antes, aunque sean falsas. Es un fenómeno que un estudio de la Universidad de Michigan llama distorsión de memoria; otras investigaciones lo denominan la ilusión de verdad.[..] Que repetir convence es algo que han sabido intuitivamente los políticos desde tiempo inmemorial. Por eso todos los partidos se aferran a un puñado de eslóganes que sueltan una y otra vez como letanías. La cosa consiste en encontrar dos o tres simplezas llamativas y taladrar con ellas la cabeza del ciudadano. Es una herramienta poderosa.. “Una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”, reza una famosa frase atribuida al espeluznante Göbbels, el ministro de Propaganda de Hitler. ¿O quizá no era suya? Porque otros aseguran que la frase es de Lenin, y que Göbbels tan sólo la recogió.  Rosa Montero. El País Semanal,29-1-2017.
  2. [El articulista Martín Prieto escribe en El Mundo de hoy un artículo titulado] <<Coro de engaños>>. Pregunta: <<¿Qué hizo la [cadena de radio SER* con aquel cadáver de kamikaze con el cuerpo rasurado y tres mudas puestas? Hará bueno el dicho de [el ministro de propaganda de Hitler Joseph] Goebbels sobre que una mentira repetida mil veces se convierte en verdad>>.  Ricardo Rodríguez. Radio COPE,25-3-2004.     [* Acusada por algunos opinantes de haber llevado a cabo una campaña orquestada ilegal para influir en la opinión pública el día anterior a las elecciones, manipulándola a propósito del atentado del 11 de marzo, en favor del PSOE y de cara a las elecciones del anterior día 14. Según dicha corriente de opinión, interesada en que la autoría del mismo se adjudicara al terrorismo islamista, y no al vasco, para así poder vender el atentado como una represalia por la intervención del gobierno español en la guerra de Irak, habló, sin base alguna para ello, de que ciertas fuentes misteriosas aseguraban que se había encontrado los restos de un suicida, del que se daban, para añadir verosimilitud, algunos detalles físicos, detalles que curiosamente encajaban con los del habitual suicida islámico (he aquí una opinión periodística sobre dicha manipulación: <<[Las elecciones] Las perdieron [los desalojados del poder por el PSOE] sobre la manipulación mediática de los doscientos muertos del 11-M>> (Luis María Anson. La Razón,17-6-2004)].
  3. UNA MENTIRA REPETIDA UN MILLÓN DE VECES SE CONVIERTE EN VERDAD:  [El periodista Pedro J. Ramírez, en entrevista de César Vidal:]  Una mentira repetida un millón de veces, no se convierte en verdad, pero sí se convierte en un tópico.  Radio COPE,14-12-2005.
  4. UNA MENTIRA REPETIDA MIL VECES TERMINA CONVIRTIÉNDOSE EN VERDAD:  Entre las consignas que los comisarios del [amplio sector social que podríamos denominar] Mátrix Progre repiten con obstinación de papagayos se cuenta aquélla que sostiene con impertérrito desdén por la verdad que la cultura española fue durante la época [del régimen autoritario] franquista un <<páramo>> de mediocridad y aislamiento; lo que, aplicado al negociado cinematográfico, obliga a admitir que en España, durante [los] cuarenta años [que duró el régimen de Franco], sólo se completaron películas de exaltación patriotera y comedietas plebeyas. Y como una mentira repetida mil veces termina convirtiéndose en verdad aceptada por los necios, el cine de la dictadura franquista ha sido recluido..en el purgatorio o desván donde se hacinan los armatostes que a nadie interesan.  Juan Manuel de Prada. ABC,23-1-2010 [ABCD las Artes y las Letras].
  5. UNA MENTIRA A FUERZA DE SER REPETIDA SE CONVIERTE EN VERDAD:  Goebbels, el ministro de Propaganda del Tercer Reich, creía que una mentira a fuerza de ser repetida se convierte en verdad. Da la impresión de que [el ministro del Interior español] Alfredo Pérez Rubalcaba es de la misma opinión porque el Ministerio del Interior desmintió ayer en una nota pública llena de falsedades la información publicada por nuestro periódico sobre el [caso de terrorismo] 11-M [= 11 de marzo].  El Mundo,5-3-2011.
  6. LAS MENTIRAS CONTADAS MIL VECES ACABAN CONVIRTIÉNDOSE EN VERDAD:  Hay gente que piensa que la realidad no es eso que nos invade, sino lo que pasa en nuestro interior, ese rico mundo de sentimientos, reminiscencias] y emociones. Pues los que creen eso, una de dos: o no viven en España o no tienen arreglo. Aquí no escapas. Hablamos de un país donde la realidad consiste en dar la matraca desde el alba hasta el ocaso. Una especie de cultura post Goebbels, aquello de que cuando cuentas algo (generalmente, mentiras) mil veces, acaba convirtiéndose en verdad*. La matraca, como es sabido, no es música sinfónica ni dodecafónica, ni tan siquiera es balada, rumba o cuplé. Es más bien la fiesta del tambor, pillas un garrote y estiras una tripa de vaca, y a dejar sordo al personal. A traducir [lo de coger una tripa de vaca y empezar a arrearle] por coger un tema y sacudirlo, exprimirlo, repetirlo sin la más mínima variación hasta que mueren los que están alrededor, no hasta que muere el tema. Aquí los temas son inmortales. Tú te coges el tema del [problemón creado por el nacionalismo separatista del] País Vasco y ya sabes que tus bisnietos lo tararearán en la agonía [de la misma forma que ahora sus abuelos se desayunan, almuerzan, comen, meriendan y cenan con él de primero, de segundo y de postre].[..] Así que vas y dices: voy a refugiarme en mi mundo interior. Te pones a sentir un rato y resulta que al cabo de poco empiezas a pensar en el País Vasco   Alejandro Gándara. ABC,15-11-2003 [Blanco y Negro Cultural].     [* Hay la opinión de que más o menos tantas mentiras como el nacionalismo vasco se gasta el posiblemente aún más machacón si cabe nacionalismo catalán, y de que entre ellas figura, por ejemplo, la de que la lengua española fue en su día impuesta a sangre y fuego, por unos castellanos arrogantes y crueles, a un pobre pueblo catalán que (en contradicción con la ensoñación  nacionalista de que se trata de un pueblo superior (si tan superiores eran, ¿cómo se explicaría semejante y supuesto dejarse achuchar?) no tuvo más remedio que ponerse a hablar, a regañadientes, como los de Madrid].
  7. CONVERTIR UNA MENTIRA EN VERDAD REPITIÉNDOLA UN MILLÓN DE VECES:  [Con referencia al nuevo Estatuto de autonomía catalán (de la región española de Cataluña):]  Pese a que hasta un niño se da cuenta de su inconstitucionalidad, desde [el socialista presidente del gobierno español Rodríguez] Zapatero hasta [el portavoz del gobierno Alfredo Pérez] Rubalcaba, pasando por [el también socialista] Alfonso Guerra, nos aseguran, con tanto aplomo como convicción, que es constitucional.[..] Es anticonstitucional porque la Constitución admite sólo una nación, la española*, y el nuevo Estatuto catalán admite otra, la catalana.[..] La cosa es tan grave, tan inconcebible –un Gobierno y un partido de Gobierno conspirando con quienes no se sienten parte del Estado para socavarlo–, que produce vértigo.[..] Pero [a la ciudadanía española] se le hace cuesta arriba pensar que quienes la gobiernan, aquellos a quienes ha elegido para llevar sus asuntos, puedan cometer tamaña fechoría.  José María Carrascal. La Razón,11-3-2006.     [* Dice así el punto 2 del Artículo 1: <<La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado>>. Y el Artículo 2: <<La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles,..>>. Por su parte, añade el punto 1 del Artículo 8: <<Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional>>. Nada de extraño tiene, pues, que el artículo de don José María Carrascal citado comience así: <<La forma clásica de convertir una mentira en verdad es repetirla un millón de veces, hasta que la gente se acostumbra a ella.[..] Pero hay otra forma más audaz, menos usada, y puede que por ello más efectiva: hinchar hasta tal punto la mentira que su propia exageración la haga indiscutible.[..] Y es la que está poniendo en práctica el Partido Socialista para hacernos tragar el nuevo Estatuto catalán>>].

El siguiente vídeo publicado en Youtube el 11 de julio de 2018 trata sobre un hipotético bombardeo sobre las mentes de los televidentes españoles con los mensajes que interesen al poder, como podría ser, por ejemplo, entre otros y para no variar, el de qué malos son comparados con nosotros todos los demás políticos en general, y en particular los de cuando Franco; es decir la redoblada insistencia en la difusión de la idea de que no hubo nada bueno en la España anterior a 1975, año en que murió el autócrata Francisco Franco (quien, naturalmente, sería presentado como un cruel y sanguinario dictador), tras cuya muerte llegaron afortunadamente a la vida pública española los socialistas y se produjo gracias a ellos la llamada Transición al superferolítico régimen democrático actual, un régimen gracias al cual, con sus políticas y políticos socialistas y socialistos, fueron traídos, para disfrute de las ciudadanas y los ciudadanos, los derechos y libertades que el fascista de Franco les arrebató a quienes no mató, que los mató a casi todos pero bueno, gracias a los socialistas que combatieron al régimen, alguno se pudo librar de ser vilmente asesinado y tirado a una cuneta como un perro, por lo que si las ciudadanas y los ciudadanos de este país quieren seguir viviendo tan bien como viven aunque pueda no parecérselo así a algún que otro desagradecido, ya saben lo que tienen que hacer: votar PSOE (Partido Socialista Obrero Español). Tú repites eso, más o menos subliminalmente, un millón de veces, y el personal podrá quizá no llegarse a creer que el PSOE creó el mundo y además a la pata coja de lo fácil que lo encontró, pero por lo menos todo lo bueno que en él hay, sí, a ver quién lo va a crear si no, sería de tontos no darse cuenta de cosa tan obvia, y quien desde luego que sí que no creó las cosas buenas del mundo es el facha de Franco, y menos teniendo la voz de pito que tenía, como se suele hacer notar desde que empezó a criar malvas y a ponerse de moda encontrar gracioso decir que era un señor bajito y que tenía voz de pito, o sea, un personaje más ridículo que yo qué sé, y no como los apuestos políticos de la democracia, que son unos políticos serios y que cuidan el look para dar bien en la tele. Se trataría, en definitiva, de hacer una televisión en las antípodas de la intención que inspira el vídeo publicado por Daniel J. en Youtube con el título <<Del franquismo a la democracia. ¿Franco era malo?>>, y de no emitir algo así ni de broma.

El vídeo mencionado al principio, el del 11 de julio de 2018 y en el que habla el escritor y periodista César Vidal, está en el canal <<Cambiemos el mundo>> con el título de <<El control de la televisión pública. Preparados para el lavado de cerebro>> y lleva el siguiente texto de presentación: <<El control de la televisión pública, para poder lavar el cerebro a los españoles cuando se debería cerrar y subastar la televisión española para dejar de gastar dinero y de pagar los enormes sueldos y destinarlo a los ciudadanos, pensiones, sanidad, educación, seguridad, etc.>>.

Primeras palabras (sobre el presidente del gobierno español Pedro Sánchez), a continuación palabras dichas en el minuto 2:50, y, finalmente, las palabras finales, en el minuto 13:25 (la duración total de 13:50):

Pedro Sánchez confía en poder ganar las próximas elecciones, en torno al 2020 –si aguanta hasta entonces– por el control de los medios de comunicación, y fundamentalmente la televisión. Es decir, la tesis de Sánchez es aguantar la ruina, intentar que no se produzca el desplome, a ver si [George] Soros nos ayuda y no ataca al euro antes de que nosotros convoquemos elecciones… En fin, lo que sea, como sea y de la manera que sea, para que mientras tanto, nosotros, con el control de los medios de comunicación lavemos el cerebro sobre todo de ese treinta y tantos por cien de votantes que son gente joven, a los que podemos contarles de la Transición [en 1975 del régimen autoritario franquista al actual], de la Guerra Civil y de lo que sea lo que sea porque no saben nada de nada.[..] [Minuto 2:50:] Entonces, la situación está clarísima: <<Vamos a bombardear a la opinión pública desde la televisión. Tenemos para bombardearlos un año y medio, un año y medio…, sí, un año y medio…, casi, casi dos años, con un poco de suerte. Y en ese tiempo les volvemos el cerebro como si fuera un calcetín>>.[..] [Palabras finales, en el minuto 13:25:] En fin, esa es la situación. Es una situación, volvemos a insistir, delicadísima. Pero en fin, el gobierno no está en ocuparse de ninguno de los problemas nacionales. Está en hacer política, en el sentido más miserable, más servil y más ruin y vil del término.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s